Conectarse

Recuperar mi contraseña

xxxx
Últimos temas
» My Wedding Speech (Tom Fletcher)
Lun Ene 14, 2013 4:26 am por D!äNä Dë JüDD

» Love is easy
Lun Nov 19, 2012 10:05 pm por Ultraviolet_

» Mina's Standalones Shop
Miér Ago 29, 2012 11:23 pm por MinaJuddcher

» McFLY en TV
Sáb Ago 04, 2012 2:15 am por Cecitta

» Necesito Mexicanos para el proyecto de L.A. MCFLY!
Jue Jul 26, 2012 2:47 am por Sandy poynter

» McFly - Red NEW SONG!!!!
Vie Mayo 04, 2012 10:14 am por gabyypoyynter

» Room On The Third Floor (Documentary)
Sáb Ene 28, 2012 7:22 pm por D!äNä Dë JüDD

» Proyecto McFLY LATINO-AMERICA...
Miér Dic 28, 2011 8:17 pm por Party Girl ♥

» Proyecto McFLY LATINO-AMERICA...
Miér Dic 14, 2011 11:23 pm por FletcherGiirl

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 104 el Dom Jun 06, 2010 2:29 pm.

♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Dom Nov 28, 2010 2:26 pm

Titulo: "Amantes por Contrato"
Clasificación: +18.
Género: Romance

esta novela esta dedicada a Dougie y tu I love you y basicamente se trata de una mujer de ofrese todo (hasta a ella misma) par
a cubir una deuda y salvar a su padre. esto la lleva a encontarse con un hombre que le combiara todo su mundo y la llevara hasta el maximo placer.

Espero que les guste Very Happy



Capítulo1

ELsol brillaba calurosamente, como notó Dougie cuando entró en la cocina parapreparar el café del desayuno. Cuando terminó, lo puso todo en una bandeja y losacó a la terraza para disfrutar del sol de primavera. Tomarse su tiempo paradesayunar tranquilamente se habla transformado en un hábito para él y esamañana no era diferente.Era lo mejor del día, pensó satisfecho mientras leía elperiódico y disfrutaba del desayuno.
Hojeóla sección de negocios y estaba a punto de volver una página cuando vio derefilón una foto suya en una esquina.

Hmmm.Miley estaba maravillosa. El perfil era perfecto, su sonrisa correcta y suactitud entrenada para presentar su imagen más atractiva. Miró el pie de foto yentornó los párpados.


Celebrandola reciente adquisición de los Poynter, Dougie Poynter, el multimillonarioempresario, y Miley Cyrus, disfrutan de una velada en el restaurante Déjeuner.


Sonrióampliamente.

Sí,podía decirse que era rico y triunfaba en los negocios, pensó satisfecho. Vivíaen una hermosa casa en uno de los mejores barrios de Sydney, poseía unenvidiable montón de inversiones y tenía posesiones en varias capitales. Podíaparecer que lo tuviera todo. Lo que los periodistas no tocaban era suprocedencia. La pobreza suburbial en la que se había criado, el menos quesaludable lugar de educación donde había sobrevivido... Todo eso no senombraba. Desde siempre él había querido algo más que solo una existencia en laparte mala de la ciudad. Mas que una vida teniendo que vigilar que no aparecieraalguien con aspecto de policía, con la necesidad de ir siempre un paso pordelante. No había nada que no hubiera visto, pocos tratos que no hubiera hecho.De pequeño, siempre había querido salir de allí. Salir de un mundo gris dondela supervivencia era la única ambición. Tener la sabiduría de la calle era soloparte de su éxito. La educación era la otra, y había luchado por ella de laúnica manera que conocía, ganando becas y graduándose con honores. No por lagloria de esos honores, no por agradar a sus padres, sino por él mismo, y habíatenido éxito. Con treinta y seis años, estaba exactamente donde quería estar.Podía tener cualquier mujer que quisiera y las tenía con frecuencia,selectivamente. De todas formas, su última compañera estaba siendo bastantepermanente y, aunque era cierto que disfrutaba con ella en la cama, él no teníael menor deseo de una relación duradera.
¿Habíauna mujer única para un hombre? ¿La única? De alguna manera, lo dudaba. Entonces,sonó su teléfono móvil y contestó.

-Buenos días, querido - dijo, una voz femenina, suave e intensamente felina.

Seguraque lo hacía así como recordatorio de que él no había querido compartir conella la noche anterior,

-Miley

-¿Temolesto, querido?

-No.

-Pensé que podíamos cenar juntos esta noche. Él apreciaba el ansia en una mujer,pero prefería ser él el cazador.

-Tengo cosas que hacer

-¿Enotro momento, entonces? Se había recuperado rápidamente, pero la necesidad deseguridad seguía allí y él decidió ignorarla-

-Tal vez - dijo, y cortó la comunicación.

Echóun vistazo a los inmaculados jardines que rodeaban la casa, pasó por lasbrillantes aguas de la piscina y las pistas de tenis, las flores y los setos.antes de dedicarle de nuevo su atención al periódico. Se sirvió otra taza decafé, miró su reloj y luego untó mermelada en la última tostada. Cinco minutosmás tarde, entró de nuevo en la cocina y empezó a llenar el lavavajillas.Luego, subió a su habitación a vestirse. Tenia una buena cantidad de trajes yese día se puso uno de Armani, una corbata de seda y zapatos italianos. Luegotomó su cartera y el maletín, tomó el ordenador portátil y bajo de nuevo a laplanta baja, Encendió el sistema de seguridad, se dirigió al garaje y se sentótras el volante de su Mercedes último modelo y tope de gama. Su oficina estabaen el último piso de uno de los edificios más altos de la ciudad, una obramaestra de la arquitectura, desde donde se disfrutaba de unas vistas magnificasde la bahía. El tráfico era denso y abrió el ordenador en un semáforo, le echóun vistazo a sus citas del día y tomó nota mentalmente de decir a su secretariaque hiciera dos llamadas telefónicas. Un cuarto de hora más tarde, aparcó en susitio reservado en el aparcamiento del edificio. Apagó el motor, tomó elordenador y el maletín, abrió la puerta y salió del coche.

-Dougie Poynter?.

Sedetuvo al oír esa voz femenina. Luego se volvió para enfrentarse a lapropietaria de la misma con el cuerpo alerta, listo para golpear al menor signode agresión. (color de cabello tuyo), pequeña, esbelta, ojos (color tuyo) yrasgos atractivos. No parecía un oponente para él pero sabía perfectamente queno había que fiarse de las apariencias. Era muy consciente de lo que podíahacer cualquier experto en artes marciales y que el tamaño y el sexo noimportaban. ¿Estaría ella ocultando un arma? Entornó los párpados cuando sepercató de la manera con que ella sujetaba el bolso de cuero. Si llevaba allíun cuchillo o una navaja, la podría desarmar antes de que se moviera uncentímetro. El edificio entero era patrullado por personal de seguridad. ¿Cómohabría entrado esa mujer?

-Sí - respondió por fin.

-Tengo que hablar con usted. Él levantó una ceja y la observó cuidadosamente,esperando su siguiente movimiento.

-Soy un hombre muy ocupado - respondió él mirando su reloj.

-Cinco minutos.

Estabaclaro que ella había practicado sus palabras, las había cronometrado y lo podíahacer en menos tiempo. Si tenía que hacerlo.

-Concierte una cita con mi secretaria.

-Ya lo he intentado - respondió ella agitando la cabeza.

Nadade lo que ella había visto y leído en los periódicos hacían justicia a esehombre, a su evidente aura de poder.

-No sirvió de nada - añadió ella sonriendo levemente-. Su sistema de seguridades impenetrable.

-Pues usted ha logrado entrar en el aparcamiento - dijo él pensando que iba atener que hacer que alguien se ocupara de eso inmediatamente.

-Por capacidad de convicción.

Unasuplica desesperada basada en la verdad que le había dirigido al guarda deseguridad. Solo esperaba que eso no le costara el empleo al hombre. Alfonsotuvo que reconocer que esa mujer tenía valor

-¿Yahora espera usar eso mismo conmigo?

-¿Y perder más tiempo? Eso logró intrigarlo.

-Dos minutos. ¿Su nombre?

-___________ (Tu nombre). Soy la hija de ______________ (Nombre de tu papá).

Ellasabia muy bien que eso le iba a causar efecto.

Laexpresión de él se tensó y sus labios se apretaron lo mismo que su voz.

-No.

Erajusto como ella se había esperado, pero insistió. Tenía que hacerlo.

-Me ha ofrecido dos minutos.

-Lo podría multiplicar por diez y la respuesta seguiría siendo la misma.

-Mí padre esta muriendo.

-¿Quieremi compasión?

-Su indulgencia.

-¿Seatreve a pedirme indulgencia para un hombre que me robó varios cientos de milesde dólares?

Elladio una patada en el suelo, de pura desesperación.

-Mi padre está hospitalizado con un tumor inoperable de cerebro. Si lo denunciase pasará el poco tiempo de vida que le queda en la cárcel.

-No - dijo él empezando a caminar hacia los ascensores.

-Haré lo que sea - dijo ella como último recurso.

Yale habían rechazado dos cartas y un buen montón de llamadas telefónicas.

Élse detuvo, se volvió y la recorrió con la mirada insultantemente,

-Necesitaría más de lo que creo que es usted capaz de darme - dijo.

-Usted no lo sabe.

-Si. Lo sé.

Siél se metía en los ascensores con llave, lo perdería.

-Por favor.

Alfonsooyó esa palabra, sintió el leve temblor de la voz de ella y siguió caminando.Llegó al ascensor y se volvió.

-Tiene un minuto para salir de este aparcamiento; sí no, haré que la detenganpor allanamiento.

Élse esperaba ira, rabia, incluso un intento de atacarlo. O una bien ensayadaescena de lágrimas. Pero en vez de eso. Vio orgullo en la forma en que ellalevantó la barbilla. Su boca se movió un poco cuando trató de recuperar elcontrol que había perdido momentáneamente, como indicaba el leve rastro dehumedad que se veía en sus ojos verdes. Se le escapó una lágrima solitaria, quele corrió por la mejilla.Un sonido electrónico anunció que había llegado elascensor y él usó su llave para abrir la puerta; luego se metió en él y metióla llave en su ranura.

Suexpresión no cambió nada.

-Treinta segundos - dijo y giró la llave.

Pocodespués. Dougie estaba ya en su despacho. La electrónica y los ordenadores lehabían hecho ganar una fortuna. Llamó a su secretaria por el intercomunicador,confirmó su agenda del día y empezó a trabajar. Dos horas más tarde, terminócon lo que estaba haciendo y pidió el archivo _____________(Tu apellido). Noera que necesitara que le refrescaran la memoria. Había vivido demasiado comopara que algo así le afectara. Pero la imagen llorosa de una cierta peliroja nolo dejaba en paz y se la quiso quitar de encima.___________ _________( nombre yapellido de tu papá), viudo, con una hija, _________(Tu nombre), soltera deveinticinco años, profesora. Tenía su dirección, número de teléfono, el lugardonde daba clases, sus aficiones...Levantó una ceja.

¿Thai-boxing?

Imprimiótoda la información y se metió los papeles en el bolsillo de su chaqueta. Luegohizo una llamada telefónica.

-Consígame todo lo que pueda acerca de ___________ ____________ (Nombre de tupapá), Datos médicos y personales.

Elhombre había achacado a sus deudas de juego sus continuos robos y por aquelentonces, Dougie no había investigado más profundamente. Una hora más tardetenia las respuestas que quería. El informe médico confirmaba lo que le habladicho su hija. Alfonso imprimió el informe y lo volvió a leer en papel. Estabademostrado que ese hombre había usado el dinero para pagar los gastos dehospital causados por el mantenimiento de su esposa, que había sufrido unaccidente de carretera que la había dejado en coma durante meses antes demorir. Eso había sido hacía seis meses. El hombre casi había logradodevolverlo, pero una auditoría había descubierto sus depósitos irregulares, susintentos de pagar la deuda. Y su caída en el juego fue solo cuestión de un mes.¿Tal vez se trató de un último intento para conseguir el dinero y reponer loque se había llevado? Dougie se acomodó en su sillón y se quedó pensativo. Desdeallí se veía una panorámica magnífica de la bahía de Sydney, pero él no leestaba prestando atención, Madre de Dios. ¿En que estaba pensando? El padre eraun ladrón» ¿por qué debería interesarle la hija? Porque le intrigaba, decidió.Le interesaban las relacionen humanas, la lealtad familiar. ¿Hasta dónde seextendería la de ella? Recordó la forma orgullosa en que levantó la barbilla ycomo trató de contener cualquier signo de emoción, a pesar de que se leescapara esa lágrima solitaria. y decidió averiguarlo. Llamó a su secretaria yle dijo que, si llamaba ella, le pasara la llamada. Veinticuatro horas mástarde, lo hizo.

-Alas siete y media - le dijo secamente, y nombró un restaurante -, reúnase allíconmigo.

-------------se había preparado para otro rechazo y, por un breve momento, se vio entre laesperanza y la desesperación,

-No puedo.

-¿Porqué no?

-Porque trabajo por las noches,

-Llame y dígales que está enferma.

Peroella no se podía permitir perder su trabajo.

-Termino a las once -le dijo.

-¿Enseñando?

-Sirviendo mesas.

Seprodujo un momento de silencio y luego Dougie le preguntó:

-¿Dónde?

-No en su zona habitual,

-¿Donde?

Élhabía estado en antros peores de los que ella se podía imaginar.

-----------se lo dijo.

-Allí estaré.

Yestuvo, con media hora de antelación. Se sentó en una mesa, pidió café y sededicó a observar la nada distinguida clientela y la forma como ella lostrataba. Eso la estaba poniendo nerviosa, como Dougie había pretendido. Observóla forma como ella trató de ignorarlo y eso lo divirtió, pero la diversión sevio sustituida por la irritación cuando un cliente, borracho, le puso la manoen el redondeado trasero. No necesitó oír lo que ella le dijo, ya que elmensaje fue muy claro y sus ojos brillaran peligrosamente. ¿Estaba ellaresentida por la necesidad de tener un segundo trabajo tanto como con su pudrepor haber actuado de tal manera que ella se viera en esa condición? Tal vez no.Ella había demostrado tener valor y orgullo, unas cualidades que Dougiereconocía y admiraba. ¿No era por eso por lo que estaba allí esa noche? A lasonce en punto, ---------- se llevó a la cocina un montón de platos, murmuró unadisculpa por no quedarse más tiempo y se quitó el delantal. Luego, se retocórápidamente el maquillaje y se pasó una mano por el cabello antes de entrar denuevo en el restaurante. Dougie Poynter no era un hombre al que ella se pudierapermitir mantener esperando. Él ya la estaba esperando en la puerta y ambossalieron a la calle. Una vez allí se dirigieron al coche de él, entraron y ellase quedó extasiada por el lujo y la comodidad de vehículo. Fueron en un tensosilencio hacia la zona elegante de la ciudad. Allí, él aparcó y apagó el motor.------------ se preguntó cuánto duraría aquello. Tenía que repasar algunascosas para las clases del día siguiente. Casi no había tenido tiempo para nadaese día: del colegio había ido a ver a su padre al hospital y luego a su casapara prepararse para ir al restaurante, asi que apenas había comido nada. Y lospies la estaban matando. Llevaba unos zapatos de tacón que eran parte de suuniforme de camarera, lo mismo que las medias negras, la minifalda y el pequeñotop, Odiaba ese uniforme casi tanto como ese trabajo. Se obligó a caminardecididamente hasta que llegaron al café adonde se dirigían. Se instalaron enuna mesa de la terraza y pronto apareció un camarero para tomar nota de supedido. Ella pidió un descafeinado para poder dormir y se le hizo la boca aguaante la carta de sándwichs de alta cocina. Minutos más tarde, cuando les llególa comida que habia pedido Dougie, él le dijo:

-Coma.

Conocíabien el escenario. Seguramente, ella habla comido poco y a toda prisa. Si esque había comido. Él se acomodó en su asiento y se dedicó a observar cómo ellacomía, tratando de que no se le notara el hambre que tenía. Esperó hasta que ella se hubiera comido dossandwiches y tres cafés, y luego fue directamente al grano,

-Le sugiero que exponga su caso.

Ellase puso las manos en el regazo y las apretó juntas, odiando casi tanto a esehombre como se odiaba a si misma por lo que estaba a punto de decir

-Estoy trabajando en dos sitios, en uno de ellos siete noches a la semana.También trabajo los fines de semana. Dejando aparte el alquiler, la comida ymis necesidades, tardaría toda la vida en pagarle lo que le debe mi padre…

Nosabía cómo le podía sugerir... ¿Cómo podía? Pero no tenía otra alternativa,

-Solo tengo a mí misma que ofrecer. Como su amante. Sexualmente, socialmente,durante un año - añadió apresuradamente.

Aél le entraron ganas de sacudirla y no se detuvo a pensar por qué.

-¿Esese el trato?

-Estoy dispuesta a negociar. Él la miró detenidamente hasta que ella estuvo apunto de gritar.

-¿Enqué términos?

-Firmaré un acuerdo prenupcial en el que se afirme que no reclamaré nada deusted durante nuestro trato, ni a su final. A cambio, usted retirará lasacusaciones contra mi padre.


Éltardó un momento en responder y en su VOZ se reflejó un evidente cinismo.

-Tanta lealtad es admirable. ¿Pero estaría usted preparada para la realidad?

Ellase obligó a mirarlo, a pesar de que se estaba muriendo por dentro.

Élera un hombre grande, debía medir mas de metro noventa. Con el cabello oscuro.Un rostro muy bien proporcionada pómulos anchos, mandíbula firme, frentefuerte. Además de unos penetrantes ojos oscuros y una boca sensualmentemoldeada. Había algo en su expresión que la preocupaba. Una dureza que teniapoco que ver con su capacidad para los negocios. Pensó que era un hombre quehabía visto mucho y soportado más, Eso lo hacía complejo, peligroso. Unacualidad que no aparecía en su biografía ni en ninguna de las fotos que ellahabla visto en los periódicos.

-Yo podría ser un amante tremendo. Dougie vio cómo la expresión de ella sehelaba por un momento, pero se recuperó enseguida,

-O muy malo en la cama.

Élsonrió ante su audacia. Ella pensó que, sin duda, también en eso era bueno.Tenía todo el aspecto de un hombre cómodo consigo mismo y con su experienciapara poder dar placer a una mujer. ----------- pensó que ese era su últimorecurso. Había vendido su apartamento, había cambiado su coche por otro másbarato y de segunda mano y había vaciado su cuenta corriente; todo para tratarde ayudar a su padre, pero no había logrado reunir ni una fracción de lo que éldebía.

-Pone un precio muy alto a sus servicios -dijo él.

Dougiepensó que no era nuevo recibir un pago en carne. Se había hecho desde siempre,pero en la sociedad actual se llamaría coacción. Sin embargo, había sidosugerencia de ella, no de él, lo que le daba una nueva dimensión al trato ypodía evitar los problemas legales de la situación. Aquello tenía connotacionesintrigantes. Nada de malos entendidos. Incluso podía resultar interesante. Laverdad era que había una parte de él que deseaba hacerla suya, llevarla alborde de la locura y oírle suplicar para que le diera placer una y otra vez. Pensóque eso era química sexual, y se preguntó si él se atrevería a perseguirla. Laobservó mientras ella se comía el último sandwich. La palidez habíadesaparecido de sus mejillas,

-¿Máscafé?

-------------se secó los labios con la servilleta. Se sentía cansada y, lo que más queríaera volver a su casa.

-No, gracias - dijo y rogó en silencio para que él le diera una respuesta.

Mientrasesperaba, se preguntó si él estaría meditando su oferta o solo jugando a algúnjuego cruel. ¿Se daría cuenta él de lo mucho que había pasado ella en el últimomes, siendo consciente del delito de su padre y esperando a que el hacha cayerasobre su cabeza? ¿De lo poco que había dormido pensando en lo que podía pasar?

-La llevaré a casa,

-Gracias, pero puedo tomar un taxi hasta donde tengo el coche - dijo ella,pensando que tenía el dinero justo para hacerlo.

-Yo la llevaré - dijo él firmemente. Una vez en el coche, permanecieron ensilencio hasta que él le preguntó:

-¿Dóndetiene el coche?

-En la siguiente calle a la izquierda, a media calle a la derecha.

Pocodespués llegaron donde ella habla aparcado el muy viejo Mini, que era su únicomedio de transporte. ---------- puso la mano en la puerta y se volvió hacia é\.

-Supongo que mi oferta no le interesa.

Necesitabaconsejo legal antes de tomar una decisión, Y además, a ella no le vendría malesperar un poco.

-Me pondré en contacto con usted dentro de unos días.

Aquelloera mejor que un no definitivo

-Gracias.

Luegoella huyó de allí, pero fue consciente de que él esperó a que estuviera dentrodel coche y arrancara. Dougie la siguió hasta la calle principal, donde ellagiró en una dirección y él en la otra.


Última edición por malee el Dom Ene 23, 2011 12:52 pm, editado 2 veces
avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por Party Girl ♥ el Dom Nov 28, 2010 7:18 pm

aaa me gustoo
contiii contii
avatar
Party Girl ♥
Party Girl

 Party Girl

Femenino Cantidad de envíos : 4303
Edad : 22
Localización : where i am? haha lie in Bolivia
Fecha de inscripción : 15/10/2009

http://carlajones.tumblr.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por SabriJones el Dom Nov 28, 2010 9:38 pm

me encantaaaaaaaaaaaaaa.
Seguila Very Happy
avatar
SabriJones
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 326
Edad : 21
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por fframbueziitahred el Lun Nov 29, 2010 12:46 pm

Me encantó, tienes que seguirla <3
avatar
fframbueziitahred
Please Please
 Please Please

Femenino Cantidad de envíos : 13
Edad : 20
Localización : in my house ò-ó
Fecha de inscripción : 03/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Lun Nov 29, 2010 8:30 pm

hu que bueno que les gusto la nove Very Happy

el finde les suvo(perdon que no puede ser antes)

vienen capitulitos vastabtes hoy

un besso ♥
avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por Marii..!! el Lun Nov 29, 2010 8:37 pm

geenial!

continuaaaaaa

xx
avatar
Marii..!!



Femenino Cantidad de envíos : 2103
Edad : 23
Localización : Perú
Fecha de inscripción : 06/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por Mczire>_< el Lun Nov 29, 2010 9:22 pm

continua

Genial
queremos otro cap
avatar
Mczire>_<
Little Joanna
 Little Joanna

Femenino Cantidad de envíos : 44
Edad : 24
Localización : :P con Harry encerrados en una caja :D
Fecha de inscripción : 25/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por **andrea** el Mar Nov 30, 2010 4:08 pm

Estuvo genial el capitulo
me encanto , siguela Very Happy
avatar
**andrea**
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 328
Edad : 22
Localización : madrid
Fecha de inscripción : 09/10/2010

http://twitter.com/#!/Andrea__Poynter

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Jue Dic 02, 2010 12:45 pm

Capítulo 2

Dougie tomó el documento que había llegado por correo horas antes. El contrato prenupcial. Todo muy legal, y contenía las cláusulas suficientes como para cubrir cualquier eventualidad y más.

Hojeó el documento. Quince meses, ¿Qué le había hecho extender el plazo de tiempo? Bien podría querer dejarlo en mucho menos tiempo. Incluso tenía una cláusula que contemplaba esa posibilidad.

También había otro documento separado, por el que renunciaba a interponer cargos contra _________ (nombre de tp).

Y otro más que contenía un acuerdo privado entre Dougie Poynter y _______ _______(tu nombre).

La cuestión era, ¿llevaría todo eso a cabo?

Sopesó los pros y los contras y siguió su instinto, como había hecho con todas las demás decisiones que había tomado en su vida.

Había una ventaja en eso de tener una amante: que las ataduras estaban claras. Aquello era poco más que un acuerdo de negocios bien definido.

Tomó una pluma y jugueteó ausentemente con ella. Luego la dejó y buscó un archivo, apuntó una dirección y llamó a su secretaria para decirle que se marchaba por un rato, que si se le necesitaba con urgencia, lo localizara en el teléfono móvil. Luego tomó su chaqueta, se la puso y tomó las llaves.

_______ oyó el timbre que indicaba el final de la clase y del día escolar y suspiró aliviada. Enseñar literatura inglesa a chicos de dieciséis años que venían de muy distintos ambientes era una forma de arte en sí misma. Conseguir y mantener su interés era difícil, pero normalmente, ella podía hacer que la asignatura fuera divertida.

Ese día se sentía cansada, tanto por la falta de sueño como por la salud de su padre y por la intriga acerca de si Dougie Poynter se pondría en contado con ella o no.

Habían pasado ya tres días desde mi entrevista con él, no la había llamado y estaba empezando a ponerse nerviosa.

Ordenó sus cosas, las metió en el bolso y se lo echó al hombro. Luego tomó unos libros y se los apoyó en la cadera antes de seguir al último de los estudiantes al pasillo.

Por suerte, no había ninguna reunión de profesores, así que podía irse directamente a casa a preparar unos exámenes para el día siguiente, ducharse, comer algo y llamar al hospital antes de ir al restaurante.

- Hola, señorita _______ (tu apellido).

Ella levantó la cabeza y sonrió al estudiante que la había saludado.

- Hola, Joe.

-¿Le llevo los libros?

- Si quieres... -dijo ella y se los dio.

-¿De verdad que Shakespeare trabajaba por encargo?

- Es cierto

En el exterior, el sol de la larde se filtraba por entre los árboles.

- Algunas de sus obras fueron hechas por encargo - añadió ella.

Y escritas en un estallido de creatividad nacida de la desesperación.

- Eso era lo que me había figurado.

Cuando se fueron acercando al aparcamiento, Joe le dijo:

-¿Tiene problemas, señorita?

- No.¿por qué?

- Porque hay un tipo bien vestido junto a su coche,

Ella levantó la mirada y se quedó helada. Dougie Poynter.

-¿Quiere que me encargue de él?

El pensamiento de Joe enfrentándose con ese hombre era para reír. Pero ella ni siquiera sonrió.

- No pasa nada.

Joe la miró y luego miró también al hombre, que estaba esperándola indolentemente, como si tuviera todo el tiempo del mundo.

-¿Seguro? - preguntó el chico.

Habia reconocido el aspecto del hombre y no sabia si su profesora tenía idea del calibre de ese tipo.

- Puedo ir a por ayuda.

- Lo conozco. Gracias por traerme los libros.

Suspiró resignada cuando el chico se dirigió hacia el Míni, esperó hasta que ella abrió la puerta y dejaron dentro los libros y el bolso,

- Gracias, Joe - dijo ella y el chico la miró preocupado, pero se marchó.

- Tiene usted un fiel defensor - dijo Dougie cuando ella cerró la puerta y se quedo de pie, mirándolo.

_______ pensó que el que se hubiera presentado allí en persona tenía que significar algo, seguramente,

- Pues si.

-¿Hay algún sitio donde podamos hablar? A ella se le hizo un nudo en el estómago.

- Hay un parque no muy lejos de aquí.

- Su piso estaría mejor.

Por supuesto, él sabía dónde vivía ella,

- Mi casera no quiere que los inquilinos lleven gente a sus habitaciones.

- Entra en el coche, _______. Te seguiré - dijo él empezando a tutearla.

Cinco minutos más tarde, se detuvieron delante de un edificio de dos plantas de ladrillo que tenía un aspecto un tanto viejo. La cerca necesitaba una reparación urgente, la pintura se caía y la hierba no estaba nada cuidada.

- Segundo piso - dijo ella al tiempo que abría el portal, y él la siguió.

Aquello olía a comida y Dougie dudó que lo hubieran pintado desde hacía por lo menos veinte años.

Su habitación era solo eso, una habitación con un apartado que tenía un fogón portátil, un pequeño frigorífico bajo la mesita de cocina y un fregadero. Una puerta debía dar a lo que se imaginaba que era un baño en miniatura.

En la habitación había un sofá cama, una pequeña mesa con un ordenador portátil y una silla. Muy básico todo. Él había vivido mucho peor.

-¿Quiere sentarse?

- Permaneceré de pie. Le he concertado una cita con mi abogado.

-¿Es eso un sí, señor Poynter?

- Tengo que dejar claros mis términos. Es esencial que usted los entienda completamente.

Un sí condicional, basado en sus requerimientos. ¿Qué se había esperado?

- El único tiempo libre que tengo es entre las tres y media y las cinco,

Él sacó su teléfono móvil, marcó y habló brevemente por él.

- Mañana a las cuatro de la tarde -dijo él y sacó una tarjeta, donde escribió algo -. Este es el nombre y la dirección.

_______ inclinó la cabeza.

- Gracias. ¿Algo más?

- No, por el momento.

- Entonces tendrá que disculparme.

Se dirigió a la puerta y esperó allí a que él se marchara. Luego la cerró y se apoyó en ella por unos segundos, hasta que se se tranquilizó el latir del corazón.

Luego, se puso a preparar las lecciones del día siguiente; cuando terminó, se hizo algo de comer y después se duchó.

En el hospital, su padre no había sufrido ningún cambio. estuvo con él tres cuartos de hora hasta que llegó la hora de irse al restaurante, que estaba más lleno de lo habitual, asi que ella se quedó hasta más tarde de lo que le correspondía para agradar al dueño, un italiano que parecía más temperamental que de costumbre.

Por tanto, fue un alivio cuando salió por fin y se fue a su coche.

Solo estaba a unos metros de él cuando notó que la seguían. Se volvió y vio a dos jóvenes que se le echaban encima. Uno de ellos fue a por su bolso y el otra llevaba algo en la mano.

Se puso automáticamente en posición defensiva, el golpe fue bien colocada y llegó a su destino con un sonido satisfactorio. Pero aún así, eran dos contra una y notó un repentino dolor en el brazo. Las luces de un coche que se aproximaba la salvaron de otro ataque y los jóvenes salieron corriendo, desapareciendo tras una valla
En la carrera, dejaran caer su bolso y ella lo recogió, lo revisó rápidamente y se dirigió a su coche. Una vez dentro, cerró las puertas y arrancó.
Ni siquiera vió lo que tenía en el brazo; solo condujo hasta que llegó a su casa, y allí fue donde se dio cuenta de que por la cantidad de sangre y la profundidad del corte, la herida iba a necesitar unos puntos.

¿Y a quién podía llamar a esas horas? A nadie, decidió mientras se vendaba el brazo con una pequeña toalla. Luego tomó el bolso y volvió al coche.

Había un hospital no muy lejos, y allí la curaron. Eran más de las tres de la madrugada cuando volvió a su apartamento, después de haber formulado la denuncia correspondiente. Se tomó el sedante que le habían prescrito y se acostó.

Los calmantes la ayudaron a soportar el día escolar. Llevaba una chaqueta y nadie sospechó que tenia dieciséis puntos en el brazo, o que le dolía mucho.

El bufete de los abogados de Dougie Poynter estaba situado en uno de los mejores edificios de la ciudad. Ella dejó su coche en las afueras y luego tomó el autobús.

Llegó puntual a la cita y pronto una mujer elegantemente vestida la condujo a una lujosa oficina, donde un hombre impecablemente vestido y de unos treinta y tantos años, se levantó para saludarla.

- Señorita --------- (apellido) tome asiento, por favor.

Ella lo hizo en uno de los cómodos sillones y él de nuevo, tras la mesa.

- Dougie tardará un poco - añadió el hombre mientras tomaba tres documentos y luego abría el primero. - De cualquier manera, podemos empezar sin él.

Le pasó tres copias y continuó:

- Si examina el acuerdo prenupcial, se lo iré explicando.

-----------(nombre) se percató de que aquello estaba hecho a conciencia. Cualquier eventualidad estaba cubierta.

Vio consternada que iba a tener que vivir en la casa de Dougie Poynter, ¿No era lo habitual que las amantes vivieran en un lugar aparte?

Él también habia cambiado el tiempo de duración de doce meses a quince y también se reservaba el derecho a terminar con ese acuerdo en cualquier momento. Ella no lo podía hacer.

Y si él decidía terminar con ese acuerdo antes de tiempo, se reduciría el porcentaje de la deuda, calculando el valor del tiempo pasado. Lo que quedara ella debería pagarlo en un tiempo determinado.

Estaba claro que no había nada que ella pudiera negociar. Con eso, él la tendría legalmente en sus manos.

Mientras ella estudiaba esos documentos, entró en el despacho Dougie, que le dedicó solo una breve mirada, fría y desapasionada.

El documento personal contenía algunos detalles ciertamente muy personales, casi insultantes. Ella se ruborizó pero la alivió un poco que Nivk se hubiera sometido ya a unas pruebas similares.

- Una precaución necesaria - dijo entonces el abogado -. Y, por supuesto, usted es libre de no firmar estos documentos.

Libre de marcharse de allí y de no tener nada que ver con Dougie Poynter. Pero si lo hacia, heredaría una deuda de medio millón de dólares y todos los perjuicios que eso le acarrearía-

Y quince meses no eran una eternidad. Al final de ese período sería libre y podría recuperar su propia vida.

El abogado se tomó tu silencio como una afirmación.

-¿Tiene alguna pregunta?

Ella tuvo que reunir toda su fuerza de voluntad para decir que no.

- Hemos organizado una cita con un médico después de esto. También le he procurado una consulta con un colega independiente para que la aconseje. Los resultados de las pruebas deberían estar listos en menos de dos días y se le enviará una copia de las mismas.

Aquello era la eficiencia profesional en persona. Y entonces, ¿por qué ella se sentía como si estuviera atrapada por un maremoto?

Sin embargo, era lo que ella habla querido. Se retirarían todos los cargos contra su padre y día ya no tendría que trabajar en el restaurante todas las noches y podría marcharse de su habitación alquilada.

- Gracias - dijo y se levantó.

Luego tomó las tarjetas que le dio el abogado.

- La consulta del médico esta en la tercera planta

- le dijo él -. Mi colega abogado tiene el bufete en la décima.

Muy conveniente, pensó ella. Todo estaba dispuesto para ahorrarle tiempo y para que pudiera llegar a tiempo a su trabajo.

¨----------(nombre) inclinó la cabeza en dirección a Dougie y salió por la puerta que el abogado le había abierto. Luego, la secretaría la acompañó a los ascensores.

Cuando se hubo marchado, el abogado cerró la puerta y se volvió hacia Dougie, que estaba ya sentado cómodamente.

- Espero que sepas lo que estás haciendo - dijo.

- Tú ya te has ocupado de que todo esté muy claro

- respondió Dougie mientras su viejo amigo se dirigía al bar y servia dos whiskys,

Le dio un vaso a Dougie y se sentó delante del hombre al que habla conocido hacía tanto tiempo ya, mientras ambos subían peldaños en la escala del éxito.

- Esta vez estás tratando con un ser humano, no con acciones, ladrillos y cemento.

- Este acuerdo me tiene intrigado. Lo mismo que esa mujer.

- Estás renunciando a una gran suma de dinero.

- Solo puedo esperar que la recompensa por hacerlo sea la adecuada.

El abogado le dio un buen trago a su copa.

- Te deseo lo mejor - dijo.

- Gracias, amigo - respondió Dougie
_________ entró en el restaurante a las seis y se puso a trabajar.

No tuvo tiempo para pensar en los sucesos de esa tarde, aunque la falta de sueño la hizo confundirse un par de veces, cosa que irritó al dueño. El brazo le dolía después de horas de estar llevando platos y bandejas.

Cuando salió, a las once, una voz ya conocida la hizo detenerse.

Dougie Poynter era una figura formidable a la luz del letrero luminoso.

-¿Qué está haciendo aquí?

Él la miró duramente.

- Acabando con tu empleo.

- No puede,..

- Espera y vería.

Desapareció un par de minutos y cuando volvió, la expresión de él la dejó helada.

- Métete en tu coche. Yo te seguiré.

Ella lo miró con ojos llameantes.

- Dentro de unos días me podrá decir lo que tengo que hacer. Pero por el momento, no puede ordenarme nada.

- Unas palabras valientes, pequeña. ¿Fuiste tan valiente anoche, cuando te atacaron?

Ella supuso que se lo había contado el médico, que había visto el brazo vendado.

- Las noticias viajan rápido --dijo,

- Fuiste al hospital a medianoche y saliste a las tres.

- Sus fuentes de información son admirables.

- Lo siguiente que me vas a decir es que puedes cuidar de ti misma.

- Llevo haciéndolo desde hace tiempo.

- Entra en el coche, ________,

Ella lo hizo y, cuando llegó a su casa, aparcó y esperó a que él hiciera lo mismo.

Cuando ambos estuvieron fuera, él le dijo:

- Tomate un sedante, llama mañana al colegio y diles que estás enferma.

- Sí y no.

Dulce empezó a alejarse y le dio las buenas noches por encima del hombro.

Dougie esperó hasta que vio que ella encendía la luz en su apartamento, luego se metió en su coche y arrancó.

Después del fin de semana, el lunes, él tendría los resultados de los análisis y luego se firmarían todos los documentos.

De lo que no estaba nada seguro era de la razón por la que se había metido en eso.

________ no significaba nada para él. Tenía todas las razones para que esa mujer no le gustara y para desconfiar de ella. Debía estar un poco loco para haber accedido a aquello.

Y entonces ¿por qué no solo estaba siguiendo adelante con el acuerdo, sino que estaba cediendo a un instinto de protección que antes había estado seguro de que no poseía?




Después de una nula noche, _________ desayunó, se puso unos vaqueros y una camiseta amplia y fue a la tienda de su amiga _______(nombre de una de sus amigas). que vendía cosas de artesanía hippie, discos y velas aromáticas y donde ella hacia unas horas para conseguir un poco más de dinero.


El brazo le dolía aún, pero no tanto como antes, y estaba segura de que el domingo le dolería menos todavía. Esa noche no tenia que apresurarse para volver a casa y trabajar en el restaurante, así que cenó con _______(Nombre de tu amiga) una ensalada y zumo de zanahoria en el restaurante vegetariano y herbolario que tenían al lado.

A pesar de las ganas que tenía de confiar a alguien lo que estaba haciendo, no le pareció bien contárselo a su amiga. Además, todavía no había firmado nada; ya lo contaría cuando lo hiciera.

Más tarde, fue al hospital y se dirigió a la habitación que su padre compartía con otros tres pacientes. Cuando entró se quedó helada al ver que su padre tenía otra visita. No se trataba de un amigo, sino de Dougie Poynter en persona.

La expresión de _________ se transformó en fiera y protectora, pero la cambió inmediatamente cuando su padre se volvió y la vio.

Dougie la observó mientras ella se acercaba a su padre, le tomaba las manos y le daba un par de besos.

- Has estado ayudando a _______(nombre de tu amiga) - dijo _______(nombre de tu papa) sonriendo débilmente -. Mira quién ha venido a visitarme.

-Si, ya lo veo - dijo ella mirando amenazadoramente a Dougie

Dougie pensó que era como una leona defendiendo a sus cachorros, con las garras preparadas y lista paro saltar,

- Estoy seguro de que prefieren estar a solas - sugirió.

Se despidió con un gesto de la cabeza, les deseó buenas noches y se marchó.

Cuando se hubo marchado, _______ se preguntó por qué habría ido él allí.

Se quedó una hora con su padre y. cuando salió, casi esperaba encontrarse con Dougie fuera, pero él no estaba.

Una vez en su casa, cenó y preparó las clases del lunes.

avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por SabriJones el Jue Dic 02, 2010 1:43 pm

Me encantaaaaaaaa Very Happy
Continuala Very Happy
avatar
SabriJones
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 326
Edad : 21
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por AnnieCLopez el Jue Dic 02, 2010 2:30 pm

me encanto sigue pronto Smile
avatar
AnnieCLopez
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 304
Edad : 21
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 25/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Sáb Dic 04, 2010 12:56 pm

Capítulo 3

EL lunes no sucedió nada anormal, pero cuando llegó el martes al colegio le dijeron que tenia que llamar a Dougie a un número de teléfono que le dieron, así que cuando terminó las clases, lo llamó desde la cabina de teléfonos. Era un teléfono móvil, así que las monedas que depositó se fueron esfumando a una velocidad alarmante. Debió pillarlo en una reunión porque él le habló seca y directamente.

-¿Puedes ir al despacho de mi abogado a las cuatro?

-¿Esta tarde?

- Sí.

- Puedo intentarlo.

Entonces, se le acabaron las monedas y colgó.

Tomó el autobús, que era más barato que meterse en un aparcamiento, pero también la hizo llegar un cuarto de hora tarde.

Dougie ya estaba allí cuando ella llegó. Se sentó y el abogado le preguntó si estaba contenta con los consejos legales de su colega.

- Su explicación me ha aclarado todas las cláusulas relevantes - respondió ella.

- Ya tenemos los resultados de los análisis médicos. Y no hay nada.

No podía ser de otra manera, y ella se sintió tentada de responder irónicamente, pero no era el momento para ello, así que se limitó a inclinar la cabeza.

-¿Está de acuerdo en firmar los documentos? _______ cerró su mente a cualquier otra cosa que no fuera su padre.

- Sí.

Todo terminó en cuestión de minutos. Firmó primero ella, después Dougie y el abogado como testigo.

______ tenía que salir de allí. Quedarse e intercambiar frases corteses no estaba en su ánimo.

-¿Me disculpan ahora? - dijo al tiempo que se levantaba-. He de ir al hospital.

- Me voy contigo - dijo Dougie levantándose también.

Una vez en el ascensor, le preguntó:

-¿Dónde tienes el coche?

- En el colegio. He tomado el autobús para venir. Una vez fuera del edificio, él le dijo:

- Entonces te llevaré al hospital y luego podremos recoger tu coche.

- No es necesario que venga...

- Tengo el coche aparcado al otro lado de la calle. Él parecía tan imperturbable que ______ deseó golpearlo.

- No.

-¿La tinta del contrato apenas se ha secado y ya quieres discutir conmigo?

- Yo preferiría visitar sola a mi padre, Y también pasar esta noche en mi casa. Necesito hacer la maleta, limpiar y decírselo a mi casera.

Dougie la miró durante varios segundos, pero ella se mantuvo en sus trece.

- No tengo la menor intención de echarme atrás - afirmó ella.

- Espero que no. Ten por seguro que yo puedo ser un mal enemigo.

Cruzaron juntos la calle y, una vez en el coche, ella se quedó callada y no dijo nada en todo el trayecto hasta el colegio. Cuando salió del coche, apenas lo miró. Acababa de instalarse tras el volante de su coche cuando vio que Dougie la había seguido y estaba apoyado en la puerta.

Lo miró y levantó las cejas.

- Y ahora, ¿qué?

- Podría servirte de algo que te diera la dirección de mi casa.

Ella tomó papel y bolígrafo y tomó nota de ella.

- Te espero allí mañana por la tarde.

- Después de que acaben las clases y haya ido a visitar a mi padre.

-A las seis. No más tarde,

_________ arrancó y se metió en el tráfico.

Casi había anochecido cuando llegó al hospital, y se quedó hasta que terminó la hora de visita. Luego volvió a su casa y se hizo algo de cena. Al terminar, tomó el teléfono y llamó a su casera, que, como había supuesto, no se tomó nada bien que la avisara con tan poca antelación de que se marchaba. Luego recogió todo lo que era suyo y limpió la habitación. A medianoche, se duchó y se fue a la cama.

Al día siguiente, cuando se despertó, estaba lloviendo. Se vistió y desayunó a toda prisa, sabiendo que la casera podía aparecer en cualquier momento para seguir con la batalla de la noche anterior. Logró meterlo todo en el Mini y se dirigió al colegio con el coche lleno a rebosar. Además, se empapó, a pesar del paraguas, en el trayecto desde el coche al colegio,

Por malo que hubiera sido el comienzo del día, la cosa fue a peor según fue progresando, A cada momento, ella se fue tensando más y, cuando terminaron las clases, estaba que parecía que los nervios le fueran a estallar.

Una vez en el hospital, dejó su nuevo número de teléfono y dirección y fue a ver a su padre.

Había estado pensando todo el día en cómo contarle que su deuda con Dougie había sido cancelada. No era necesario que él supiera la verdad, pero él era un hombre astuto y no iba a poder mentirle diciéndole que le había tocado la lotería o que había logrado conseguir de alguna manera semejante cantidad de dinero.

Sopesó todos los beneficios de que él lo supiera o no y optó por no contarle toda la verdad.

- Tengo algunas buenas noticias - le dijo cuando se sentó a su lado -. Tengo razones para pensar que Dougie no va a presentar cargos en tu contra.

-¿Estas segura?

- Sí.

- Pero el dinero...

- Creo que va a ser posible encontrar alguna solución.

-¿Fue por eso por lo que me vino a visitar?

- De otra manera, no creo que lo hubiera hecho. De todas formas, ya hablaremos cuando sepa más del asunto - dijo ella.

Eran casi las cinco y media cuando se metió en su coche y se dirigió hacia la dirección en las afueras que le había dado Dougie. Llegó hasta ella con la ayuda del callejero y entonces se le hizo un nudo en el estómago al ver el lujo de las mansiones que había allí. Llegó al número en cuestión y se encontró con una valla alta y una puerta de hierro muy adornada que estaba cerrada, por supuesto. Había una cámara de seguridad. Detuvo el coche, asomó una mano y apretó un botón.

Casi inmediatamente, la puerta empezó a abrirse y ella entró. Unos jardines inmaculados rodeaban una hermosa casa estilo mediterráneo de dos plantas. Estaba toda encalada y los tejados eran de tejas rojas. Una casa elegante y con gracia.

Aparcó detrás del Mercedes de Dougie.

El corazón le latió fuertemente cuando salió del coche. Estaba ya casi en la puerta cuando ésta se abrió y apareció Dougie.

¿Qué le podía decir? No tenía ni idea, así que se limitó a inclinar la cabeza y volverse.

- Tengo mis cosas en el coche - dijo. Él llegó antes y sacó sus dos maletas con una facilidad que ella tuvo que admirar

- Yo llevaré el resto - dijo. Solo quedaban su bolso y un par de cajas de libros. Todas sus posesiones.

- Deja las cajas, ya las meteré yo - dijo Dougie. ¿Y quién se creía él que las había metido en el coche?

- Yo puedo con ellas.

- Toma una y yo llevaré la otra - concedió él.

- Que ya puedo yo...

No había entrado siquiera en su casa y ya estaban discutiendo, pensó ella,

- No estaba cuestionando tu habilidad - dijo él -. Solo que no quiero que te hagas daño en el brazo.

El interior era tan elegante como lo de fuera. Una escalera ancha y curvada llevaba al piso superior y una magnífica araña de cristal colgaba del techo. Las paredes estaban adornadas con jarrones y obras de arte,

________ pensó que aquello solo evidenciaba dinero por todas partes.

- Vamos a llevar arriba tus cosas.

Ella rogó que, por favor, le dijera que iba a tener una habitación propia. Un poco de intimidad no sería pedir demasiado, ¿verdad?

Había una gran cantidad de dormitorios, por lo menos cinco. Dougie se detuvo delante de uno, abrió la puerta y dejó las maletas al pie de la cama.

Una cama muy grande, percibió ella con el corazón encogido.

- Hay dos armarios empotrados y dos cuartos de baño. Yo tengo los de la derecha y tú te puedes quedar con los de la izquierda.

Bueno, aquello aclaraba cualquier duda que ella pudiera tener.

- Yo preferiría tener una habitación propia - dijo _______, y Dougie la miró duramente.

- De eso nada.

- Normalmente, una amante mantiene una residencia separada. En este caso, seguramente una habitación separada no será mucho pedir, ¿verdad?

- No - respondió él dejando clara su postura- Yo ya me he duchado y cambiado. Te sugiero que hagas lo mismo porque vamos a cenar fuera.

-¿SI? Tengo que deshacer las maletas.

- Ya tendrás tiempo de hacerlo mañana

- No, no lo voy a tener.

Y no lo tendría a no ser que se levantara al amanecer, claro,

-¿Has dicho en el colegio que no vas a ir? _______ se tensó,

- Eso no constaba en ningún documento de los que firmé. Usted trabaja. ¿Qué se supone que voy a hacer yo todo el día mientras está en la oficina? A no ser que pretenda que también le preste mis servicios allí, claro.

Dougie pensó que eso podría ser interesante y casi sonrió.

- Yo prefiero la comodidad. De todas formas, estoy dispuesto a aceptar tu gusto por otros lugares aparte del dormitorio, si es que es eso lo que prefieren

-¿Ha dicho que tenemos reserva en un restaurante? - dijo ella mientras sacaba de la maleta algo de ropa interior y un traje pantalón inarrugable.

Luego, sin esperar su respuesta, se metió en el cuarto de baño que le correspondía.

- Voy a por la otra caja y cerraré tu coche - le dijo Dougie, pero ella ya había cerrado la puerta.

Era un hermoso cuarto de baño, todo de mármol y con muchos armarios y estanterías. Además, había un montón de toallas dobladas.

Veinte minutos más tarde, ella salió al dormitorio y tomó su bolsa de maquillaje. Como estaba acostumbrada a maquillarse deprisa, terminó en pocos minutos.

Se puso luego una chaqueta de seda de manga larga que le tapaba la venda del brazo. No era de última moda, pero hacía tiempo que tenía la costumbre de preferir la calidad antes que la cantidad y la ropa se la compraba con cuidado, teniendo en cuenta su estilo y el material.

Dougie Poynter parecía lo que era, percibió ella cuando entró de nuevo en el dormitorio. Un hombre de éxito cuya imagen sofisticada ocultaba una cierta implacabilidad. Acero cubierto de terciopelo, pensó cuando lo vio con el traje negro, camisa blanca y corbata de seda. Y también había algo en él, bien escondido, que no podía definir.

_________ fue consciente de que él le daba su aprobación y se le puso la piel de gallina ante su mirada. Si había querido ponerla nerviosa, lo había logrado, pero no iba a permitir que él se percatara.

- Vamos - dijo él y salieron al exterior.

Mientras se dirigían a la ciudad, ella pensó que debería ofrecerle conversación. ¿O no era ese uno de los deberes de las amantes?

-¿Quieres que te pregunte cómo te ha ido el día? - dijo ella animándose a tutearlo por fin.

-----------------------------------

YA LES SUVO MAS Smile
avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Sáb Dic 04, 2010 12:58 pm

-¿Te interesa?

- Por supuesto, yo sé a lo que te dedicas. Pero sé muy poco del día a día de tu trabajo - dijo ella.

- Concentración, investigación,.. Se trata de ir siempre un paso por delante de nuestra competencia.

- Pues lo consigues muy a menudo - dijo _______ aunque no fuera del conocimiento general.

- Sí.

La mayoría de los hombres a los que ella conocía se hubieran lanzado a contarle sus éxitos, pero Dougie no lo hizo.

- ¿Y el tuyo?

-¿El mío?

- Tu día - preguntó Dougie.

-¿Por donde quieres que empiece? ¿Por la ira de mi casera? ¿Por la pelea entre dos bandas de estudiantes? ¿Por cómo tengo que convencer a unos chicos de dieciséis años de que declinar verbos y hablar de literatura es algo interesante?

- Estoy seguro de que todo eso ha sido fascinante - dijo él mientras aparcaba,

________ pensó con ironía que si que lo era. Ella no trataba con lo mejor de un colegio privado. Sus discípulos provenían de una zona de clase baja, donde había un porcentaje de divorcios del setenta y cinco por ciento y un paro del cincuenta por ciento; la mitad de los padres no sabían si sus hijos iban o no al colegio y a la otra mitad no le importaba.

Su trabajo era una batalla perdida, la única manera en que podía tener éxito, en parte, era tratando a los chicos con respeto, tratando de grabarles que la educación y el conocimiento eran las armas que necesitaban para salir de allí.

Una vez en el restaurante los guiaron a una mesa y, como los camareros conocían a Dougie, ella supuso que debía de ser un cliente habitual. La comida y el vino eran magníficos, pero ella solo se tomó una copa del excelente chardonnay.

- Vienes aquí a menudo, ¿no? -le preguntó.

- Una vez a la semana o así.

- Y no solo.

- No.

Ella tomó su copa y le dio un trago.

-¿Hay alguna mujer en particular que pueda sentirse molesta por nuestro… acuerdo? Él sonrió levemente.

- Molesta, no. Sorprendida, si.

-¿Y voy a ser yo el blanco de sus iras?

- Yo no soy responsable de ninguna mujer. Ni me siento obligado a ofrecerle explicaciones a nadie.

Bueno, eso lo dejaba todo bastante claro

-¿Quieres café? - le preguntó Dougie.

- Lo que me gustaría es caminar por el paseo. Y luego parar a tomar café en algún otro sitio.

Y sentir la brisa marina en el rostro, pensó ella mientras Dougie le hacia una señal al camarero pidiéndole la cuenta.

Una vez fuera, la brisa era fresca y las luces de los edificios se reflejaban en las oscuras aguas de la bahía.

Estuvieron paseando cosa de una hora, luego volvieron sobre sus pasos y se detuvieron en una terraza para tomar café.

- Gracias - le dijo ella más tarde, cuando estuvieron de nuevo en el coche.

-¿Por qué? ¿Por una cena agradable?

- Por eso también.

Cuando llegaron al aparcamiento, ella estaba hecha un manojo de nervios. Dougie la miró pensativamente. Podía notar la tensión de ella y se preguntó por qué sería. La intimidad entre dos adultos consentidores era un descubrimiento de los sentidos. Una exploración mutua que producía placer.

Frunció el ceño mientras entraban, ¿Qué se creía ella que le iba a hacer? ¿Arrancarle la ropa, tirarla sobre la cama y violarla?

Él quería a una mujer deseosa y cálida en su cama, no a alguien que lo hiciera por obligación.

Cuando entraron en la casa y luego en el dormitorio, él encendió las luces y la dejó en penumbra; luego, se quitó la chaqueta y la corbata mientras ella hacía lo mismo con los zapatos y la chaqueta.

__________ se acercó a la maleta, sacó de ella la camiseta grande de algodón que usaba para dormir y luego se dirigió al cuarto de baño.

-¿Por qué te molestan? le dijo Dougie -. No la vas a llevar puesta mucho tiempo.

Ella se detuvo y se tensó; luego siguió caminando y cerró la puerta del cuarto de baño tras ella. Tardó solo unos minutos en cambiarse, quitarse el maquillaje y cepillarse los dientes. Entonces, se dió cuenta por primera vez de que esa camiseta le destacaba los senos y las esbeltas piernas.

Pero era mejor que ir desnuda, pensó. De ninguna manera iba a entrar desnuda en ese dormitorio.

Pero al parecer, Dougie no tenía tantos escrúpulos, y ella se quedó paralizada por un momento cuando lo vio de perfil.

Era casi una escultura. Caderas estrechas, cintura esculpida, largas y musculosas piernas, lo mismo que los brazos y hombros...

Casi se murió cuando se volvió hacia ella.

Un fino vello le bajaba por el pecho y la cintura, hasta llegar al símbolo de su masculinidad, en un evidente estado de excitación.

De repente,_______ pensó cómo iba a poder acomodarlo.

Como sin darle importancia a su estado, él se acercó a la cama, la abrió y se tumbó en ella. Luego, dio unos golpecitos en el colchón a su lado para que ella lo acompañase.

________ deseó huir de allí. Pero no podía ir a ninguna parte. Tonta que era, había sido ella misma la que había sugerido aquello. Y ahora tenía que seguir con ello.

La cama era grande. Por lo menos, cuando terminaran, se podría apartar a un lado y dormir sin molestias.

Caminó lentamente hacia la cama, se tumbó en ella y, después de meterse bajo las sábanas, se quedó muy quieta.

- Ser timida es una cosa, pequeña, Pero no tienes que tenerme miedo - dijo Dougie.

- No nos hemos conocido en las mejores circunstancias.

Él se rió.

-¿Te sentirías más cómoda si fuera yo el que tomara la iniciativa?

- Sí.

- Para empezar, sería de gran ayuda si te acercaras

¿Eso lo estaba divirtiendo? __________ se dijo a sí misma que no le importaba. Se acercó unos centímetros y deseó que cesara el salvaje latir de su corazón.

- Un poco mas.

Ella lo hizo.

- Estás disfrutando de esto ¿verdad? - le preguntó.

- No particularmente,

Cielo santo. Si no le agradaba, él no querría que ella se quedara, Y, si no se quedaba, iba a tener que pagarle todo el dinero que le debía su padre.

Se acercó más todavía, hasta casi sentir el calor de su cuerpo masculino.

- Así está mejor - dijo él y le acarició la mejilla.

Los ojos de ella parecían más oscuros y demasiado grandes para su rostro. A Dougie le pareció que, si sentía algo por ella, debería dejarla dormir.

Pero en vez de eso, se acercó más y sustituyó la mano por los labios, acercándose lentamente hasta el borde de la boca de ella.

Oyó como ella contuvo la respiración en cuanto le cubrió la boca con la suya, saboreándola y explotándole el suave interior con la lengua.

_________ sintió deslizarse una mano de él sobre su seno y gimió cuando le encontró la sensible punta y se la acarició entre el pulgar y el índice.

Volvió a gemir cuando él le frotó la zona más sensible de su cuerpo y, aunque el instinto le hizo cerrar las piernas, ya era demasiado tarde, ya que él le había deslizado dentro un dedo y le estaba causando una profunda agitación sensual.

- Librémonos de esto, ¿te parece? - dijo él y le quitó la camiseta con un solo movimiento.

¿Era posible que se ruborizara todo su cuerpo? Porque eso era lo que ella estaba sintiendo.

_________ le recorrió todo el cuerpo con las manos, y luego bajó la cabeza para apoyar los labios sobre cada uno de sus senos mientras, empezaba de nuevo a acariciarle el centro de su placer con la mano.

_________ tembló descontroladamente, entonces él se colocó sobre ella y empujó con fuerza hacia dentro,Y se quedó quieto.

---------------------------
UN POQITITO MAS
avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Sáb Dic 04, 2010 12:59 pm

_____ pasó del placer al dolor en un segundo y gritó mientras se hundía instintivamente en la cama en un intento de suavizar el impacto.

Dougie no se movió y maldijo en silencio.

Pasaron varios segundos antes de que él pudiera hablar.

-¿Por que no me lo has dicho? - le preguntó mientras se apoyaba en los codos.

Ella parecía dolorida e increíblemente frágil.

- No me habrías creído - respondió ella trémulamente.

La ironía de aquello era que ella tenía razón.

-¿Por qué? - preguntó él mientras se retiraba apenas conteniendo una mezcla de ira y remordimiento.

- Porque nunca he conocido a un hombre por el que sintiera .... Con el que quisiera hacer esto. ¿Y qué importancia tiene?

- Yo podría haber ido con más cuidado.

- Si nos vamos a dedicar a hablar, ¿te importa quitarte de encima? - dijo ella tratando de poner un poco de humor negro en todo aquello, ya que, si no, se iba a poner a llorar.

- Oh, no, pequeña - dijo él tranquilamente -. Todavía no he terminado.

- Pero yo si.

- No. Confía en mí.

¿Confiar en él? ¿Y cómo podía ella hacerlo?

El le rozó los labios con los suyos, explorándoselos de una forma que despertó de nuevo sus sentidos.

Dougie tenia una boca increíblemente sensual y era tan hábil que la hizo olvidarse de quién era él y de porqué estaba allí con él.

Gimió otra vez cuando él bajá la cabeza hasta sus senos y le tomó un pezón entre los dientes y luego empezó a chupárselo antes de dedicarle las mismas atenciones al otro.

Dougie notó que ella apretaba los músculos a su alrededor y se salió un poco; luego, la oyó tragar saliva cuando empujó otro poco, lentamente, y ella empezó a seguir su ritmo.

Poco después, la hizo que le rodeara la cintura con las piernas y siguió moviéndose hasta que lo hicieron al unísono.

Dougie la llevó hasta el borde y luego la mantuvo allí un momento antes de hacerla pasar al otro lado, atrapando con la boca sus gritos de placer.

Cuando terminaron, él le apartó el cabello del rostro y sonrió.

Ella parecía... sorprendida y a punto de dormirse. Se levantó de la cama y llenó el jacuzzi de agua caliente, activando los chorros de agua a continuación. Minutos más tarde, volvió y se metió en el agua con ella en brazos.

_________ pensó que estaba soñando. Su mente consciente sintió el agua y la forma en que él la estaba enjabonando, y se negó a creer otra cosa más que aquello era producto de su subconsciente.

Luego, Dougie la levantó del baño y se puso a secarla. Sus protestas fueron apenas audibles mientras él la instalaba de nuevo en la cama y luego lo hacia él, abrazándola a continuación.

--------------------------

Y YA ES TODO POR HOY Smile


COMENTEN MUCHO MUCHO ASI SOVO RAPIDO

ESPERO QUE LES GUSTE
UN BESO
avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por AnnieCLopez el Sáb Dic 04, 2010 2:26 pm

me encanto Smile ella tiene razon si le hubiera dicho que era virgen él no la habria creido... suve rapido
avatar
AnnieCLopez
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 304
Edad : 21
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 25/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por **andrea** el Sáb Dic 04, 2010 2:31 pm

aiiiiii que cap mas hottt !!!
me encanto y Dougie que tierno que fue al final I love you
sigue y pon cap pronto
avatar
**andrea**
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 328
Edad : 22
Localización : madrid
Fecha de inscripción : 09/10/2010

http://twitter.com/#!/Andrea__Poynter

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Sáb Dic 04, 2010 3:07 pm

**andrea** escribió:aiiiiii que cap mas hottt !!!
me encanto y Dougie que tierno que fue al final I love you
sigue y pon cap pronto


eso es un poqitito de lo que se biene Twisted Evil
avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por Melii Poynter** el Sáb Dic 04, 2010 8:33 pm

Que buna tu fic dios jajajajjaja
la mejor lejos, segui asi Wink
avatar
Melii Poynter**
Surfer Babe

 Surfer Babe

Femenino Cantidad de envíos : 240
Edad : 21
Localización : En el baño con mi fantasmita &#9829;
Fecha de inscripción : 22/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por SabriJones el Sáb Dic 04, 2010 9:56 pm

QUE TIERNO QUE FUE DOUGIE AL FINAL
También re hot, me gusto JAJAJA
Continuala Very Happy
avatar
SabriJones
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 326
Edad : 21
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por LauuDrs el Dom Dic 05, 2010 8:38 pm


Me gustó lo que escribes, yo SABIA que era virgen pero le hubiera dicho u.u de seguro le dolio mucho u.u


Me parece que lo de "insertar tu nombre aqui .__________." le quita como emocion o corta el momento, es mejor que le pongas un nombre fijo e igual todas podemos imaginar que somos ella.
Esta super hot
De todas formas es solo una sugerencia.

Sigue Very Happy
avatar
LauuDrs
Mrs. Halloween

 Mrs. Halloween

Femenino Cantidad de envíos : 629
Edad : 23
Localización : Maturin-Venezuela
Fecha de inscripción : 28/08/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Dom Dic 05, 2010 9:08 pm

LauuDrs escribió:
Me gustó lo que escribes, yo SABIA que era virgen pero le hubiera dicho u.u de seguro le dolio mucho u.u


Me parece que lo de "insertar tu nombre aqui .__________." le quita como emocion o corta el momento, es mejor que le pongas un nombre fijo e igual todas podemos imaginar que somos ella.
Esta super hot
De todas formas es solo una sugerencia.

Sigue Very Happy


si tenes mucha razon Razz jaja

aver elijan un nombre para la chica y listo Cool
avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por SabriJones el Dom Dic 05, 2010 9:28 pm

malee escribió:
LauuDrs escribió:
Me gustó lo que escribes, yo SABIA que era virgen pero le hubiera dicho u.u de seguro le dolio mucho u.u


Me parece que lo de "insertar tu nombre aqui .__________." le quita como emocion o corta el momento, es mejor que le pongas un nombre fijo e igual todas podemos imaginar que somos ella.
Esta super hot
De todas formas es solo una sugerencia.

Sigue Very Happy


si tenes mucha razon Razz jaja

aver elijan un nombre para la chica y listo Cool

Podría ser Rosario(?), me gusta ese nombre JAAJA
avatar
SabriJones
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 326
Edad : 21
Localización : Argentina
Fecha de inscripción : 03/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por AnnieCLopez el Lun Dic 06, 2010 4:01 am

malee escribió:
LauuDrs escribió:
Me gustó lo que escribes, yo SABIA que era virgen pero le hubiera dicho u.u de seguro le dolio mucho u.u


Me parece que lo de "insertar tu nombre aqui .__________." le quita como emocion o corta el momento, es mejor que le pongas un nombre fijo e igual todas podemos imaginar que somos ella.
Esta super hot
De todas formas es solo una sugerencia.

Sigue Very Happy


si tenes mucha razon Razz jaja

aver elijan un nombre para la chica y listo Cool


podria llamarse julia nose... me gusta el nombre Razz
avatar
AnnieCLopez
Hypnotised

 Hypnotised

Femenino Cantidad de envíos : 304
Edad : 21
Localización : Barcelona
Fecha de inscripción : 25/08/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por Melii Poynter** el Lun Dic 06, 2010 11:44 am

yo digo qqe puede ser un nombre como mas de grande, de mas mujer madura ajjaj
como Emma o algo asi.
avatar
Melii Poynter**
Surfer Babe

 Surfer Babe

Femenino Cantidad de envíos : 240
Edad : 21
Localización : En el baño con mi fantasmita &#9829;
Fecha de inscripción : 22/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por malee el Mar Dic 07, 2010 6:49 pm

uhh.. chicas perdon perdon perdon por no suvirles... cuando pueda les suvo un SUPER capitulo
avatar
malee
Ultraviolet
 Ultraviolet

Femenino Cantidad de envíos : 52
Edad : 23
Localización : chubut-argentina
Fecha de inscripción : 24/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: ♥ Amantes por Contrato ♥ ·hot· CAPITULO FINAL

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.